Sistema Isofix: qué es, para qué sirve y cómo instalarlo correctamente

Lorena
Lorena

El sistema Isofix es la mejor alternativa de seguridad que puedes ubicar en tu vehículo para cuidar y proteger al máximo a los peques de la casa. A continuación te contamos qué es el sistema Isofix, para qué sirve, y te damos algunos consejos y recomendaciones para aprender a instalarlo correctamente. Sigue leyendo para conocer todos los datos que debes tener en cuenta según los expertos sobre el sistema Isofix.

Qué es el sistema Isofix

El sistema ISOFIX es un sistema obligatorio para todos los vehículos nuevos desde el verano del 2010. Se trata de un sistema de anclaje de dos puntos, especialmente diseñado para fijar la silla del bebé al asiento del vehículo de manera eficiente y segura. Esto se consigue gracias al Sistema de Retención Infantil que se ancla de forma directa a la estructura del asiento o al chasis del vehículo. Del mismo modo, de esta manera es posible reducir en gran medida el riesgo de mortalidad y de lesiones graves si se tiene un accidente. El nombre de este sistema proviene de la organización ISO, encargada de elaborar protocolos estandarizados a nivel internacional.

Deben utilizar un sistema de retención infantil homologado como ISOFIX todos los niños con menos de 135 centímetros de estatura, aunque los expertos lo recomiendan hasta los 150 centímetros. Del mismo modo, cabe reseñar también que las normativas más novedosas indican que los dispositivos de seguridad para niños de hasta 105 centímetros o con hasta 18 kilos de peso deben llevar también anclaje ISOFIX.

Para qué sirve el sistema Isofix

El sistema Isofix está basado en la unión del coche y el sistema de retención infantil. En la parte del vehículo incluimos las argollas que pueden soldarse al chasis del coche o estar atornilladas a una especie de subchasis de acero. También pueden integrarse en el asiento.

En cuanto a la sillita de bebé, este sistema está pensado para anclar el SRI al coche mediante una pinza que, por normativa, debe contar con una geometría interior definida para poder acogerse a esa forma estándar internacional.

De esta manera, la finalidad del ISOFIX es básicamente lograr un anclaje seguro y totalmente libre de puntos débiles, ofrecer una garantía de instalación óptima, ser sencillo de montar y poder instalarlo rápidamente.

Ahora bien, la finalidad más importante del sistema Isofix es sin duda proteger al máximo al bebé y a los ocupantes del vehículo. De esta manera, para las sillas del grupo 0 o para los sistemas de sujeción de los niños menores de 18 kilos de peso, por ley debe existir un tercer punto de apoyo o anclaje pensado para evitar la rotación de la silla en caso de accidente frontal. Por otro lado, como nos han explicado los expertos en vehículos de automotor10.com, en los sistemas de retención infantil del grupo dos y tres, el Sistema Isofix se usa combinado con el cinturón de seguridad, aunque no es obligatorio, y normalmente se le denomina Isofit o Isoclic.

Consejos de instalación del sistema Isofix

Finalmente, para garantizar la seguridad de los más pequeños de la casa, resulta fundamental que la base o silla Isofix se instale de manera eficiente en el vehículo, y es por este motivo que te recomendamos seguir los siguientes consejos para asegurarte de que los peques de la casa viajan seguros.

En primer lugar, saca los puntos de anclaje ISOFIX de la silla o de la base. Se trata de unas barras de metal de color amarillo en la mayoría de casos. En segundo lugar, debes colocar la silla o la base en el asiento trasero del vehículo, dónde quieras ubicar y debes ubicar por seguridad la silla de los pequeños.

En tercer lugar debes empujar de manera firma la silla contra el respaldo para conseguir anclar los dos puntos en las dos sujeciones metálicas del asiento del coche. Escucharás un clic cuando el sistema haya encajado de manera eficiente. Además, para garantizarte de que vas a tener la mayor tranquilidad posible, debes revisar el indicador de color que suelen llevar las bases y sillas ISOFIXC de la mayoría de marcas, y que sirven para valorar si el anclaje se ha realizado de manera correcta, y así asegurarnos de que los peques de la casa siempre estarán sentados en nuestro vehículo de manera segura.

Asimismo, las sillas y bases con sistema Isofix para niños más pequeños (del grupo 0) incorporan un tercer punto de sujeción. Cuentan con una sujeción superior o con una pata de apoyo que tendrás que instalar de forma sencilla.

Las sujeciones superiores y las patas de apoyo están pensadas para prevenir que la silla o la base se puedan desplazar hacia delante en caso de colisión, con lo que sólo las sillas Isofix para niños más mayores cuentan con dos puntos de sujeción.

Para instalar la pata de apoyo debes tirar de ella hacia abajo, elegir la altura adecuada, ajustarla y colocarla en el suelo del coche. Debes asegurarte además de que la pata quede bien estable en el suelo si la vas a bloquear firmemente en su posición. Para instalar la sujeción superior tendrás que sujetar el gancho amarillo en el punto de anclaje Isofix ubicado en el suelo del maletero del coche y asegurarte de sujetarla bien.

Como sucede con los dos anclajes Isofix del asiento del coche, las bases y sillas de coche incorporan indicadores de color para confirmar que la sujeción y las patas de apoyo se han instalado bien en la mayoría de modelos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *