Cómo pedir un préstamo con ASNEF para preparar la llegada de un bebé

Lorena
Lorena

La llegada de un bebé, por lo general, está llena de felicidad y de esperanza de traer una nueva vida al mundo, un ser que nos va a llenar de alegría y de muchos momentos inolvidables e irrepetibles. Pero a pesar de esto, todo tiene su lado malo y es que un recién nacido requiere contar con un dinero extra con el que contar para que el pequeño tenga todo lo que sea necesario para su correcta salud, teniendo los elementos necesarios para una buena higiene y unos cuidados que lo hagan estar en perfectas condiciones. Si eres una persona que se encuentra en una situación económica bastante delicada, estando incluso en el listado de morosos, te vamos a dar algunas claves para que puedas pedir un préstamo con ASNEF para que puedas preparar la llegada de un bebé a tu hogar.

¿Cómo solicitar un préstamo con ASNEF para futuros padres?

Ser padre es una gran responsabilidad, además de ser una experiencia maravillosa que se va a disfrutar desde el primer momento en el que se conoce por primera vez en el test de embarazo que ha sido positivo. Sin embargo, dentro de todas estas sensaciones, la que prima ante todo, es la de poder dar la seguridad necesaria al menor para que pueda encontrarse en perfecto estado, pudiendo disfrutar de elementos indispensables para su correcta salud, desde las vacunas, algunas de las cuales son de pago y no precisamente económicas, como también la cantidad de pañales que se habrá que comprar, junto con otros elementos como la cuna, el carrito del bebé para pasearlo e incluso si se va a dar biberón al pequeño, la leche de fórmula, pero no una cualquiera, sino la mejor que pueda haber en el mercado para que su cuerpo pueda crecer bien alimentado.

Uno de los principales problemas que suelen tener las familias es la que se relaciona con el terreno económico, ya que si te paras a hacer cuentas, muchas veces no salen y tienes que apretarte mucho el cinturón o incluso eliminar algunas que otras aficiones. En otras ocasiones, las personas se encuentran en el listado de morosos ASNEF, algo que imposibilita a las entidades bancarias a aportar prestamos y eliminando por lo tanto la consecución de un dinero rápido para cubrir las necesidades del menor. Para poder tener un dinero extra, pudiendo pedir un préstamo con ASNEF para preparar la llegada de un bebé, en ocasiones es necesario recurrir a otras modalidades de financiación, siendo la más recomendable la de los prestamistas particulares que cuentan con más facilidades de pago que en un préstamo bancario y que además, aportan la posibilidad de que se pueda solicitar este dinero urgente incluso si se está incluido en el listado ASNEF.

Pasos para pedir un préstamo si se está en el listado ASNEF

Estar en este tipo de listado no es ningún orgullo, todo lo contrario y no es algo fácil de asimilar y sobre todo, si se quiere salir de ese pozo que en ocasiones puede llegar a convertirse para muchas familias el ser ingresado dentro del ASNEF, algo que cerrará muchas puertas, siendo una de las principales las que se centran en la financiación de cualquier proyecto empresarial o para realizar reformas en casa, incluso si lo único que se precisa es de un dinero urgente para que se pueda llevar los gastos que el recién nacido va a aportar a la vivienda.

Para poder solucionar esto, el préstamo particular a entidades financieras puede ser la mejor solución de todas, ya que se consigue por un lado que se haga la vista gorda a este detalle, dándoles igual que estés en este listado, como también que no tengas una nómina en ese preciso momento, sino que lo único que se te va a pedir es la posibilidad de tener una propiedad bajo tu nombre, que será la garantía o aval que se facilitará para que se pueda disfrutar del dinero que se requiere.

Una vez que se presenten esos documentos de manera online, en menos de una hora se puede aceptar el préstamo solicitado y que te ayudará a que puedas darle todo lo que necesitas al bebé que está por venir sin escatimar en ningún tipo de elemento, haciendo que su vida sea mejor, y sobre todo, pudiendo pagar el préstamo solicitado en pequeñas cuotas que harán más cómodo todo el proceso, algo que en el caso de los bancos no tienen en mente, ya que los pagos suelen ser bastante cuantiosos y se devuelven en muy poco tiempo, siendo en el caso de los prestamistas particulares un tiempo mucho más prolongado en el tiempo de varios años, pudiendo llegar a los 10.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *