Estreñimiento en bebés: qué hacer, cómo actuar, remedios caseros y guía práctica

Lorena
Lorena

El estreñimiento en bebés es algo mucho más común de lo que crees. Ahora bien, es importante controlar esta situación y tener en cuenta algunas pautas para prevenir que este problema pueda agravarse. A continuación te contamos qué hacer y cómo actuar ante el estreñimiento en bebés. Del mismo modo, presentamos algunos remedios caseros para completar esta guía práctica sobre el estreñimiento en bebés.

Mi bebe esta estreñido: qué hacer y cómo actuar

Si tu bebé está estreñido, una recomendación general para evitar este problema es mantener la lactancia materna durante los primeros seis meses de manera exclusiva, y después combinarla con la alimentación complementaria hasta los dos años. Del mismo modo, cuando nuestro pequeño empieza a presentar estreñimiento puede ser interesante cogerle en brazos. Cuando el bebé está tumbado le suele costar más empujar. En cambio, si lo sujetamos en vertical o en cuclillas será más sencillo revertir el estreñimiento.

Otra estrategia interesante para frenar el estreñimiento de los pequeños es masajear su abdomen con movimientos suaves. De esta manera se sentirá mejor y será más sencillo que pueda defecar. Del mismo modo, podemos mover sus piernas rítmicamente hacia la tripa para fomentar su tránsito intestinal.

Además, los bebés estreñidos deberían tomar pequeñas cucharadas de agua para que las cacas se ablanden y prevenir este problema. Si tu bebé tiene más de cuatro meses también puedes darle zumo de naranja. Si lo alimentas con leche de fórmula, añadir un poco más de agua le ayudará a prevenir el estreñimiento.

Por otro lado, para los bebés más mayores que ya han empezado con la alimentación complementaria, puede ser interesante aumentar su aporte de fibra reduciendo los alimentos que puedan llegar a estreñirles.

Y por supuesto, si el estreñimiento dura varios días es fundamental ir al especialista. El médico podrá ayudarte a tratar el problema y normalmente propondrá la introducción de leche anti estreñimiento para minimizar las heces más duras, así como puede recomendar el uso de supositorios de glicerina en los casos más extremos.

Estreñimiento en bebés antes de los seis meses: qué hacer y cuándo preocuparse

Si tu bebé tiene menos de seis meses puedes seguir los consejos del punto anterior recomendados para los bebés más pequeños, pero además, será fundamental acudir al médico si el estreñimiento aparece en los primeros días tras el nacimiento del bebé o se mantiene por varios días.

Del mismo modo, es importante estar alerta y valorar si los pequeños evitan defecar, tienen sangre en las heces o presentan molestias abdominales y acudir rápidamente al médico en estos casos porque podrían indicar que el pequeño tiene algún problema.

Los pediatras revisarán a los pequeños para ver si tienen algún tipo de lesión o problema y en algunos casos pueden llegar a realizarles un análisis de sangre para ver si sufren algún tipo de alteración. Ante estreñimientos muy graves pueden llegar a realizar radiografías del abdomen o incluir una sonda en el tratamiento.

Normalmente la causa del estreñimiento es funcional, con lo que será suficiente con cambiar los hábitos de alimentación y el estilo de vida del bebé para que pueda volver a defecar con normalidad. Si las causas son orgánicas también es posible realizar tratamientos hormonales o cirugías en casos excepcionales.

3 remedios caseros para el estreñimiento de bebés recién nacidos

Si tu bebé recién nacido tiene estreñimiento el movimiento estimulará su intestino, como sucede con los adultos. Como no pueden moverse por ellos mismos podrás probar a masajear su tripita con cuidado, así como a mover sus pies cuando se encuentre tumbado, como si estuviera pedaleando o haciendo ejercicio. De esta forma podremos activar sus intestinos y revertir el estreñimiento.

Del mismo modo, como vemos en el vídeo 9 remedios para el estreñimiento en bebés y niños, los baños en agua tibia también pueden ser una buena opción para terminar con el estreñimiento, ya que relajarán los músculos del abdomen y al destensarse permitirán que los bebés puedan defecar de manera más sencilla.

Por otro lado, si estás dando leche de fórmula a tu bebé recién nacido y está estreñido, deberías consultar con tu pediatra y cambiar de fórmula. Las opciones sin lactosa o pensadas especialmente para prevenir el estreñimiento será la mejor alternativa.

Estreñimiento en bebés de más de seis meses: qué hacer y cuándo preocuparse

Si tu bebé tiene más de seis meses es muy probable que el estreñimiento se deba a la introducción de nuevos alimentos en su dieta. Para solucionar este problema no deberías darle laxantes ni usar enemas, ya que no son soluciones recomendadas para bebés.

Por contra, introduciendo alimentos ricos en fibra y aumentando el aporte de agua en su dieta notaremos beneficios enseguida y normalmente será suficiente para que el bebé deje de estar estreñido. En el caso de la fibra, lo mejor es ofrecerle frutas, verduras y hortalizas naturales. Será interesante evitar las manzanas y los plátanos, porque pueden estreñirles, e incluir kiwis, naranjas o ciruelas en su dieta. Del mismo modo, los masajes circulares en su vientre también favorecerán el movimiento intestinal de los pequeños.

Por otro lado, si el estreñimiento dura varios días y no notamos mejora introduciendo estos cambios en su dieta y en sus hábitos, será fundamental acudir al pediatra para que pueda valorar las causas y establecer un tratamiento adecuado para cada pequeño.

Cuál es la mejor leche para el estreñimiento en bebés

Si tu bebé toma leche de fórmula, es posible que alguno de sus componentes esté provocando su estreñimiento, sobre todo las proteínas. La leche materna es la mejor alternativa para fomentar el correcto tránsito intestinal del bebé, ya que tiene una compensación más equilibrada entre las grasas y las proteínas. Ahora bien, existen leches de fórmula o de continuación pensadas para aliviar el estreñimiento de los bebés, como por ejemplo la leche Capricare, que cuenta con leche entera de cabra y además tiene un proceso de fabricación natural y muy sencillo. Esta leche es muy bien absorbida por la barriga de los bebés, cuida su tracto digestivo y puede ayudar en la mayoría de casos con el estreñimiento.

Cuál es la mejor papilla de frutas para bebés estreñidos

Por otro lado, si estás preguntándote cuál es la mejor papilla de frutas para bebés estreñidos, debes saber que reducir las que incorporen frutas astringentes como las manzanas o los plátanos les ayudarán a terminar con el estreñimiento. De esta manera, las mejores papillas serán las que incluyan frutas con mucha fibra, como las ciruelas o las uvas, además del kiwi. Las papillas con zanahoria también serán una gran alternativa para luchar contra el estreñimiento. Si en lugar de elaborar las papillas prefieres adquirir papillas ya preparadas, las mejores opciones para los bebés con estreñimiento son las papillas de Blevit sin gluten o las papillas de Hero baby.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *